Páginas

viernes, 19 de abril de 2013

DIA 3 Pisa-Florencia-Ancona



En el ferry, saliendo de Ancona hacia Split (21.00h.)

Ayer, para acabar bien la jugada del ferry de Grimaldi (grima sí que daba, sí), casi provocan un motín a bordo. Las cosas se pueden hacer bien, regular, mal, y como lo hicieron estos tíos. El ferry había salido de Tanger haciendo escala en Barcelona, de ahí que el jodido barquito estuviera lleno de moros por todas las esquinas, y cuando digo todas las esquinas, digo todas las esquinas: pasillos, bar, cubierta, daba igual a donde fueras, moros por todos lados, niños, mayores, jóvenes, viejos, mujeres pocas... Bueno, a lo que iba: a la hora de desembarcar, nos llaman primero a los que habíamos
subido en Barcelona, con toda la lógica, ya que al ser europeos, el control de los pasaportes es mucho mas rápido. Hasta aquí, todo correcto. Nos miran el DNI, muy amables, y cuando nos disponemos a bajar a la bodega para acceder a los vehículos, llega el iluminati de turno y dice que no, que hay que esperar...vaya. El caso es que nos hacen esperar en la misma zona donde están todos los demás, que aún no han pasado el control policial, así que la cosa se empieza a liar, unos suben, otros bajan, la tensión sí que sube, además por momentos, un chinito del staff intenta frenar a los moriscos poniendo una cinta azul muy bonita ella, pero con bastante poco éxito, ya que se lo pasan por el forro con una naturalidad pasmosa.

Y en esas estamos, Esteban, Charo y yo, además de unos cuantos más, con cara de gilipollas, y esperando la orden de no sabemos quien, para que nos permitan bajar a la bodega. A los 45 minutos, más o menos, alguien dice que sí, que ahora sí. Y empezamos a bajar los de Barcelona...y los de Tanger...y los de la madre que los parió. Joder, que descontrol, todos mezclados, y nadie sabe quien es quien. Vamos, una patera, pero a lo bestia. A mí, personalmente, me da igual. Suerte para el que se haya colado. Muy mal por los italianos, desbarajuste total. Vamos, que perfectamente podía ser España!!

Bueno, a lo que importa, bajamos a las motos, y allí están, inmaculadas. Esteban estaba un poco acojonao, hasta dejo unos cartones encima del asiento para que no se lo marcaran. Cada uno con su pedrada.

Ponemos los bártulos, nos despedimos y cada uno hacia su destino. Ellos van para el sur y yo para el norte, así que compartimos un par de kilómetros de autovía y nos decimos adiós desde nuestras monturas. Me han caído bien. Buena suerte!!

Yo enfilo hacia el norte, dirección Pisa. Con la tontería, se me ha hecho bastante tarde, y el Tower's Garden, al ser un bed&breakfast, no tiene recepción, así que espero que alguien esté esperándome. En media hora estoy allí, la verdad es que está muy a mano. Al llegar, una chica sale a recibirme, Giulia, la dueña del garito. Me enseña la habitación y el resto de la casa, y lo cierto es que está de auténtico lujo, completamente restaurado, desayuno familiar self service, baño impresionante, wifi aceptable, y a 5 minutos de la torre.

A todo esto, entre una cosa y otra, y después de llamar a mi gente, son casi las 12 cuando salgo cámara en mano para hacer unas fotos nocturnas de la famosa torre. Esto es un claro ejemplo del mal que hace el tener demasiada información, porque he visto la torre de Pisa en tantas fotos y vídeos, que cuando la veo en vivo y en directo, no me sorprende en absoluto, a pesar de ser espectacularmente bella. Unas cuantas fotos y vuelta al Tower's. Directo a la piltra.

Pisa

Me despierto a las 7.30, menos de 6 horas de sueño, pero qué le vamos a hacer. Quisiera haber dormido más, pero cuando es que no, es que no. Desayuno, ducha, empaquetar y a la moto. Me da la impresión que esta rutina se va a repitir a menudo a partir de ahora. Te sientes como un nómada, y por ahora, mola. Hacia mucho que no viajaba así, eran otros tiempos, y también era mucho más joven, pero se me está despertando el gusanillo viajero a una velocidad de espanto.


Giulia sale a despedirme. Han sido sólo unos pocos minutos los que he hablado con ella, pero me ha caído bien, buena tía. Le he prometido que dejaré un buen comentario en Booking.com. Se lo merece. Muy recomendable su choza.

Vuelvo a la plaza de la torre y hago un pequeño vídeo. El que hice anoche está demasiado oscuro y no vale un carajo. Y a la carretera. Dirección Firenze, como dicen los nativos. Me dejo acariciar por el aire fresquito de la mañana. Hace un día estupendo. A las 9, unos 18º. Parece que hoy va a apretar. Cojo la nacional, que resulta ser una autovía de dos carriles pero con limitación a 90. Decido respetar el límite, a ver que pasa. Para mi sorpresa, y contradiciendo todas las informaciones que tenía, me encuentro con un conductor italiano que respeta bastante los límites de velocidad y no comete demasiadas infracciones, por lo menos yo, no veo nada realmente escandaloso. Lo único que se les puede achacar, y en España también pasa, es que parecen guardar la bombilla del intermitente para el belén. No lo usa ni Dios!

Florencia
Llego a Florencia, y como si tuviera una flor en el culo, me dejo llevar por el tráfico, y casi sin querer, me veo en pleno centro, y no contento con eso, va y pillo sitio para aparcar frente a los juzgados, a 100 metros de la plaza que quería visitar. Vaya chorrada, aparcar una moto, dirá alguno. Pero es que estamos hablando de una ciudad que tiene censadas más motos que habitantes, y todos los parkings de moto que había visto hasta ahora estaban a reventar, no os creáis.

Visita fugaz, fotos, vídeo, y lo mas importante, la compra de mi primera pegatina: bandera italiana que te crió. Tras dos intentos fallidos en sendos chiringuitos de souvenirs, donde al preguntar por pegatinas me miran como si viniera de otro planeta (una pegatinica, jodeeeerrr!!! que vives de esto tío!!), a la tercera va la vencida y tras el pago de los correspondientes 2 lereles, me hago con la bandera italiana en formato super adhesivo para estrenar las maletas. Dentro de un mes espero que tengan unas cuantas mas...Hasta ilusión me ha hecho,oye.


Y ahora, tengo 6 horas para cruzar Italia de oeste a este para llegar a Ancona y embarcar en el ferry que me llevará a Croacia.

Tras ver las opciones del GPS, y como hago siempre que no tengo prisa, me decanto por la mas corta en distancia y, a la vez, la mas larga en tiempo. ¿Que significa eso? Pues, carreteras secundarias y curvaaaaaaasssss!!!!! Si a eso le añades sol y cada vez más temperatura, pues tienes lo que he tenido yo hoy, lo que viene a ser un día glorioso. He disfrutado como un niño chico.

A todo esto, yo había oído hablar mucho de la Toscana, de sus paisajes, caldos y demás, pero se habían quedado cortos. He alucinado con lo que he visto hoy: todo verde brillante allá donde mirabas, pueblos pequeñitos con casas preciosas al borde de la calzada, y sobre todo, la carretera de Florencia a Forli, con un puerto eterno de por medio y unas curvas para gozar. Los motoristas que me lean, me entenderán... orgásmico, vamos!! En el collado del puerto había un grupo de unos 20 italianos con sus máquinas, mucha Ducati y tal y tal. V'sssss y sigo mi camino, pero un poco más abajo paro a grabar un vídeo, y cuando estaba terminando, me han pasado todos los tifosi...y que más quiere el ciego que ver, nunca mejor dicho, porque los muy cabritos se debían conocer la carretera al dedillo, y yo me he puesto a rueda y he tenido un ratillo de diversión sobrevenida apurando un poco más de la cuenta pero con la garantía de llevar a alguien delante que controla la carretera y que te marca la trazada...muy divertido. Al final del puerto, hemos parado, y las preguntitas de rigor: a dónde vas, de dónde eres, qué coño haces con un juego de neumáticos sujetos con pulpos, que te vas a matar, primo...y esas cosas...

He llegado a Ancona con una hora de tiempo, he comprado un poco de comida para hacer la travesía un poco más dulce, y a la terminal. Ticketes, pasaporte, y para arriba. Y aquí estoy, en una butaca dispuesto a pasar una noche toledana, porque no pillé camarote, y ya me estoy arrepintiendo, aaaayyyyy!! si es que eres más tonto que Nazario!! Por dinero será...pues sí.

Hora prevista de llegada: 7.30h. Mañana más y espero que mejor...




Ver mapa más grande

2 comentarios:

  1. los de grimaldi los odio, yo he hecho la travesía tanger-bcn con ellos, sin camarote..........LA MAYOR PIFIADA de mi vida!!!!! Moros por todos lados como tu dices y absolutamente horrible el olor y todo!
    Este pasado verano hice ferry de bari (italia) a bar (montenegro) y flipé también.
    Yo creía que el puerto de bcn era "de pandereta" por eso de que somos españoles, pero todos los del viaje acordamos que el mejor de todos los que pasamos!
    La Toscana le tengo unas ganas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Toscana mola mogollon, si tienes la oportunidad, date un garbeo por allí. Desde Barcelona lo tienes a huevo!!

      Eliminar